La Secretaría de Comercio realizó 174 inspecciones y clausuró varios supermercados y negocios

La Secretaría de Comercio Interior del Ministerio de Desarrollo Productivo realizó  en  lo que va del año más de 1500 fiscalizaciones en empresas,  comercios  de  proximidad y supermercados para controlar el cumplimiento de precios  y  el  normal abastecimiento de productos que compran las y los argentinos. Solo desde el lunes al  jueves de esta semana se realizaron 174 inspecciones, que dieron como resultado 22 clausuras  preventivas por incumplimiento de la resolución de Precios Máximos.

Estas  inspecciones son parte  del  trabajo que lleva  adelante el Estado  Nacional a través del cuerpo de relevadores de la Secretaría de Comercio Interior, y en coordinación con los equipos  de fiscalizadores de las provincias y los municipios.

El objetivo de estos controles es verificar que el sector privado cumpla con las regulaciones emitidas desde la Secretaría de Comercio Interior, que tienen como fin proteger el bolsillo de  las y los consumidores. Lo mismo ocurre con los relevamientos que se realizan para supervisar la correcta implementación en comercios y supermercados  de  los  distintos  acuerdos  de  precios, con el espíritu de corregir eventuales incumplimientos y hacer  llegar  de  manera  efectiva  las  políticas  de  administración  de  precios  y  abastecimiento  a  todos  los  hogares  argentinos.

Durante  las  inspecciones de esta semana se labraron 79 actas por no respetar los valores establecidos por la  resolución de Precios Máximos  y no presentar declaración  jurada con la lista de precios correspondiente. Cuando las dispersiones de precios se verifican en más de 10  productos  se  procede  a  una  clausura  preventiva,  por  24  horas,  para  que  los  comercios  normalicen la situación. Desde el lunes al  jueves en estas inspecciones se realizaron 22 clausuras preventivas. Las inspecciones se realizaron en empresas de insumos; comercios de proximidad y sucursales de cadenas de supermercados.

Desde  que  comenzó la pandemia  del  Covid-19 en  marzo del año pasado, la Secretaría de Comercio Interior, junto con las provincias y los municipios, lleva coordinados más de 34.000  operativos de fiscalización de precios y  abastecimiento de productos esenciales, alimentos, bebidas, artículos de higiene personal y limpieza –  en comercios, fábricas y supermercados de  todo el país.

De este total, los fiscalizadores labraron más de 4.000 actas por infracciones a los precios máximos y realizaron más de 600 clausuras preventivas por incumplimientos en los precios.